Morena Martínez esperó más de 20 años y su padre falleció sin cumplir el sueño de recibir su escritura.